martes, 31 de mayo de 2011

LA FRASE DE LA SEMANA - PRACTICANDO REIKI

Ultimamente te encuentras mucho esta frase de Paulo Cohelo:





CUANDO DESEAS ALGO TODO EL UNIVERSO SE CONFABULA PARA QUE LO CONSIGAS"

o lo que es lo mismo: 

"TEN CUIDADO CON LO QUE DESEAS, NO SEA QUE LO CONSIGAS"

Pues, claro está, ahí entra tanto lo positivo como lo negativo. Dicen que nuestros pensamientos, sean de la índole que sean, son los que crean nuestra realidad, y eso significa que aquello que tememos constantemente rondando nuestra cabeza acaba materializándose tarde o temprano. Si vivimos con constante miedo, deseando que no nos ocurra esto o aquello, el universo, que no entiende de "noes" acaba atrayendo eso a nuestras vidas.
Acabo de leer un artículo que nos aconsejaba confeccionar una lista de deseos. Decía que podíamos ir recortando de revistas todo aquello que desearamos atraer a nuestras vidas y lo pegasemos en dicha lista,  una casa bonita, un amor, un coche, etc. y que al final, todo eso acabaría realizándose.
Mientras lo leía me he dado cuenta de que no me atrae hacer esa clase de lista, pues tengo la certeza interior de que nada de eso me daría la felicidad. No anhelo riquezas ni lujos, ni una vida de viajes de ensueño. Ultimamente me voy haciendo cada vez mas consciente de que mi ser solo vibra de aquella manera especial de cuando estas en el camino correcto, el que elegiste antes de venir a la tierra, cuando me veo cumpliendo con lo que desea mi alma, y es transmiendo, de alguna forma que aún no estoy segura de cual es, a los demás lo que he aprendido en estos últimos diez años. Ayudar a los demás a que encuentren su camino hacia el despertad es lo que desea mi alma. Eso es lo que me hace vibrar y eso es lo que pondría en mi lista de los deseos.
Hace diez años descubrí el Reiki y me inicie en él. Desde entonces mi vida (interior) cambió por completo. Comencé una intensa busqueda de mi misma, de la verdad de las cosas. Aunque siempre he sabido el Reiki me ayudaba bastante en mi camino de sanación, nunca me he entregado a él con la intensidad en que lo hago ahora. Estos meses atrás he vuelto a pasar un periodo que se podría llamar "la noche oscura del alma", aparentemente ocasionado por un brote fuerte de fibro, de fátiga crónica, o como se le quiera llamar, y de nuevo me he visto sumergida en un callejón sin salida, completamente apatica, cansada, desmotivada, dolorida, rabiosa......... y de nuevo, cuando casi toco fondo, mi ser interior me gritó y me dijo "sal de ahí inmediatamente" y gracias al reiki que le pedi a mi marido que me hiciera cogí las fuerzas suficientes para escalar hasta el filo del precipicio y resurgir con las ilusiones renovadas. Desde entonces me practico el autotratamiento a diario y cada día me siento mejor. Comencé a trabajar de nuevo con el miedo de no llegar, pero cada día llego, ( y paso de largo) y dejándome llevar por un deseo interno he comenzado a compartir el Reiki con otras personal, algo a lo que no me había atrevido desde que en el 2001 me inicie, y eso hace que una alegría que no puedo expresar con palabras se vaya apoderando de mí.
El Reiki es amor, amor universal, energía vital, y siento que el compartirlo con los demás es la manera en que voy a conseguir mi sanación.
No sé si esta será la vía de ver mis sueños cumplidos, pero me voy a dejar seguir llevando, dejándome fluir con los deseos de mi alma, y a ver que pasa....................

un fuerte abrazo a todos los que pasais por aquí

jdiana

1 comentario:

Ángeles dijo...

Hola Diana, nos hemos conocido en un sitio y de una manera que solo Reiki nos une. Ya te dije en Villavieja de Lozoya lo que tu pintura había reflejado en mi sin ni siquiera saber que la obra era tuya. Perdona porque debería haber escrito antes pero ya os dije a Toni y a ti que ahora estaba un poco enfrascada con las salidas de excursiones varias y los estudios pero, aquí estoy y espero seguir por aquí durante mucho tiempo. Me parecisteis una pareja ideal y me encantó pasar la tarde con vosotros. Os envío un grandísimo abrazo de LUZ. Un beso