martes, 11 de diciembre de 2007

RECUPERANDO LA ALEGRIA


Cuando somos niños a todos nos atrae la magia del circo y yo no era una excepción. En cuanto ponían los carteles anunciando la llegada de alguno a la ciudad esperaba con entusiasmo el día en que pudiera reírme con los payasos pero sobre todo, lo que a mí me transportaba y encendía mi imaginación eran los trapecistas. Me soñaba subida allí arriba en los trapecios, volando por el cielo al compás de la música, bajo las luces brillantes y coloridas que ayudaban a crear una atmósfera de ensueño. Al transcurrir los años y mientras que mis hijos fueron pequeños cada vez que había ocasión los llevaba para compartir con ellos esos momentos maravillosos. Ahora mis hijos son mayores, han crecido y a mi se me había olvidado la magia del circo. Hace un par de meses una persona digna de ser llamada la mejor amiga que se puede tener me brindó la oportunidad de reencontrarme con aquella magia olvidada. Tiene en Internet un blogs y en él enlaces a su música preferida. En el primero que pinché fue en el del Circo del Sol. Es imposible describir con palabras lo que sentí aquel día. Entre luces multicolores, en medio de un espacio irreal, una bailarina caracterizada como una muñeca, vestida con un miriñaque y totalmente de blanco, con movimientos pausados, como si de una marioneta se tratase, cantaba la canción “alegría”. Se deslizaba por una pista llena de payasos, malabaristas, trapecistas, cantantes, músicos… y rodeada de bailarinas de trajes blancos y vaporosos que se movían al compás de la música. Abajo, miles de espectadores repetían y coreaban con ella “Alegría”. Ningún circo que yo haya visitado nunca llenó jamás mi corazón de este sentimiento, una sensación de que mi corazón brinca y canta con ellos. Desde entonces, cada día y varias veces, entro y le pico al enlace y me uno al séquito que se desliza por la pista del Circo del Sol dejando que mi corazón se impregne de ALEGRIA, una alegría luminosa y vibrante que desde que conocí a mi amiga no me ha faltado y que quiero compartir con todo aquél que entre en mi jardín.

jdiana

2 comentarios:

Aurora dijo...

Bueno y yo ahora que te digo..., a mi me paso lo mismo y simplemente lo quise compartir con todos vosotros, me alegro que te pueda aportar tanto como a mi y tu tambien lo compartas, y pueda llegar a muchos m´´as hogares. Precios escrito!!

Sabrina dijo...

Esa canción tiene algo especial. Ya sabes que yo la escuché por primera vez hace tres veranos, en el encuentro más mágico y maravilloso en el que he estado nunca ^^
Si ademas le sumas la magia del "circo de verdad"...

Besitos ^^