martes, 21 de julio de 2009

CARTAS A JAZMIN


martes, 21 de julio de 2009

Hola, querida Jazmin, esta mañana en el baño, delante del espejo, mientras me arreglaba y trataba de coger fuerzas para plantarle cara al día, he tenido una especie de inspiración. Ha sido una de esas ideas que vienen de pronto, como solución a un problema, cuando aún siquiera en ese momento eres consciente de que piensas en él.
Ayer, despues de bastantes días sin entrar en mi jardín, me acerqué timidamente a él y sin quererlo sentí la nostalgia de aquellos viejos tiempos en que encendía el ordenador y siempre me encontraba con el calor de algún amigo que paseando entre mis arriates de flores, me había dejado un mensaje cariñoso. Aquellos fueron tiempos duros pero a la vez entrañables, y sabes porqué, porque tú, mi querida amiga Jazmin, me abriste las puertas de un mundo que yo no conocía. Tu me guiaste por el mundo de la red y me empujaste a crear mi querido jardin. Aquellos días fueron menos duros porque tu estabas ahí y porque siempre que lo necesitaba paseaba entre mis plantas y me sentía querida por tantos amigos que acudian a mi. Me acostumbré a hablar contigo, a contarte mis penas y alegrias y eso me animaba a conpartir con más gente mi experiencia. Entonces yo no tenía apenas nada más que hacer que navegar en el mundo de los blogs. Ahora es distinto porque debo repartir mi tiempo y energía en bastantes más obligaciones y apenas me queda nada para compartir con mis viejos amigos. Ahora todo es distinto,pero hay algo que no ha cambiado y es mi necesidad de compartir contigo, cada día un trozito de mis venturas y desventuras. Tampoco ha cambiado mi necesidad de saber de tí cada día y sobre todo de comprobar que aquella amiga que me empujo a luchar y que compartió conmigo bastantes batallas sigue ahí, luchando. A estas alturas de la conversación te preguntaras que puñetas quiero decir con todo este alegato. Te preguntaras cual ha sido la idea que he tenido. Pues nada del otro mundo, te explico: Yo echo de menos el contacto con mi blog, con mis amigas blogeras pero es verdad que cada vez que decido volver a escribir y prometo hacerlo, la realidad se impone y dejo de hacerlo, echemosle la culpa a mis cervicales, a mi falta de tiempo, a mi cansancio... el caso es que los buenos propositos de quedan en el intento de volver. Pero lo que no dejo de hacer por nada del mundo es escribirte casi todos los días, unos con más conversación que otros, pero eso no lo dejo. Lo que se me ocurrió fué que en vez de ponerte correitos te podría escribir cartas, contandote todo lo que se me ocurra, y publicarlas en mi jardín. No se bien porque pero contigo es como si mi corazón no tuviese puertas. Podré estar en contacto contigo y a la vez con mis visitantes. Así que aquí está la primera, ¿que te parece?
Bueno, querida Jazmin, te dejo por hoy pues el trabajo espera. Un abrazo muy fuerte,
tu amiga Diana

2 comentarios:

Aurora dijo...

Que bonita carta Diana, me parece una idea fantastica, y si a ti te da mas fuerzas escribir aqui, pues adelante, entrare aqui a leer mis cartas. Yo tambien añoro... aquellos dias. Un beso Jazmin

isthar dijo...

Un gusto saludarte y decir que me encanta tu espacio. Te he encontrado en el blog de Loli Martinez.
Enlazo a mis blogs
Un abrazo y felicidades
Isthar