domingo, 25 de noviembre de 2007

PLANTANDO SEMILLAS


No quiero tener que repetir al final de mis días aquella frase que dijo Jorge Luís Borges: "He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz".
Por ese motivo, cada día de mi existencia, plantaré en mi jardín las semillas de la felicidad, y así al final de cada jornada podré decir: he sido feliz y he compartido esa felicidad.

jdiana